Language

Lesiones Deportivas

Fisioterapia para las lesiones deportivas: Se obtiene lo que se invierte

En algunas ocasiones, la primera reacción de un niño(a) cuando le explica que va a necesitar terapia física es inseguridad. Es una experiencia desconocida y no está seguro de lo que va a pasar.

Con la ayuda de los fisioterapeutas, puede convertir el miedo en confianza: la terapia física va a ayudarle a sanar, a fortalecerse y a volver al deporte que tanto le gusta.

El progreso en la recuperación de su hijo(a) dependerá del tiempo, el esfuerzo y la dedicación que invierta en las citas y el en programa de terapia física en casa.

La terapia física incluye aprender y poner en práctica los ejercicios. El fisioterapeuta le enseñará a su hijo(a) a recuperarse de una lesión deportiva, a prevenir futuras lesiones y a estar mentalmente preparado para enfrentar nuevos desafíos.

El terapeuta comienza por evaluar el historial de salud de su hijo(a) y después va a:

  • Evaluar la lesión
  • Evaluar la recuperación
  • Preguntar sobre el espacio en su casa para saber si es apropiado para seguir el programa fisioterapéutico cuando su hijo(a) no está en el centro del OIC
  • Desarrollar un plan de tratamiento en base a las necesidades de su hijo(a)
  • Integrar ejercicios deportivos específicos en el programa de rehabilitación de su hijo(a)

El terapeuta le explicará todo a usted y a su hijo(a), adaptando ideas y conceptos según su edad. Los padres son como un entrenador; usted puede reforzar las instrucciones del fisioterapeuta y mantener a su hijo(a) motivado.


Visita esta pagina: La Terapia Física en OIC  


 

El trabajo del fisioterapeuta no es curar a su hijo(a), sino más bien ...

Proveer las herramientas que su niño necesita para progresar.

Para obtener el máximo provecho de la terapia física, su hijo(a) tendrá que ir a cada sesión con una mentalidad positiva y con confianza para el éxito. Ayude a su hijo(a) a visualizarse practicando deportes otra vez, divirtiéndose con amigos, viajando con la familia, ganando un campeonato.

Mantener una actitud positiva puede ser el mayor obstáculo a superar. Al fin de cuentas, su hijo(a) tiene el poder para volver al juego.


 

Haga la “tarea”

A los niños en terapia física se les asignan ejercicios para hacer en casa. Muchos niños hacen los ejercicios con mucho gusto, porque no pueden esperar el momento de volver a practicar.

Otros niños no están tan motivados. Pueden dar excusas como que no tienen tiempo, que están aburridos o que perdieron el papel que explicaba los ejercicios. Los niños, a veces, sienten que los ejercicios en casa no son tan importantes. Porque ya van a la terapia física.

No hay excusas. Si su hijo(a) no hace los ejercicios en casa, la recuperación simplemente es más larga.

Encuentre maneras de hacer que los ejercicios sean más divertidos y menos como una obligación. Por ejemplo, conviértalos en un juego familiar; pueden grabar un video de ejercicio en casa, al ritmo de su música favorita.

Cuando la falta de tiempo es el mayor problema, anime a su hijo(a) a incorporar los ejercicios en su rutina diaria. Su hijo(a) puede hacer ejercicios como elevaciones del talón mientras lee o se lava los dientes.

Cuando tenga dudas, pregunte

Es normal que tenga preguntas cuando su hijo(a) empiece a realizar los ejercicios en casa. Usted y su hijo(a) deben sentirse libres de hacerle preguntas al fisoteraputa sobre la forma apropiada, el dolor que pueda surgir, o cualquier otra cosa que pueda suceder.


Su hijo(a) también puede visitar el canal de YouTube de OIC para tutoriales sobre algunos de los ejercicios de estiramiento y otros ejercicios que pudieran ser parte de su terapia física.


 

Preguntas que debe hacer al fisioterapeuta de su hijo(a)

La terapia física es algo más que realizar diferentes ejercicios y estiramientos. Es una forma de enseñar; o "reeducar" a una parte del cuerpo a funcionar correctamente.

Para ayudar a su hijo(a) a obtener el máximo provecho de la terapia física para lesiones deportivas, aquí hay algunas preguntas que puede hacerle al fisoterapeuta.

Las sesiones de terapia física en OIC

  • ¿Con qué frecuencia tiene que venir mi hijo(a)?
  • ¿Cuánto dura cada sesión?
  • ¿Cómo será una sesión típica?
  • ¿Necesito traer algo a las sesiones de mi hijo(a)?
  • ¿Quién trabajará con mi hijo(a) durante las sesiones?

El ejercicio en casa

  • ¿Qué ejercicios debe de hacer mi hijo(a) en casa entre las sesiones?
  • ¿Qué recursos o equipos necesitamos en casa?
  • ¿Con qué frecuencia debe hacer los ejercicios y por cuántos minutos?
  • ¿Está bien si mi hijo(a) los hace más seguido que lo recomendado?
  • ¿Cómo puedo hacer que mi hijo(a) pequeño (menores de 5 años) coopere cuando se está de mal humor?
  •  

Controlando el dolor

  • ¿Cuáles son algunas opciones de para controlar el dolor de mi hijo(a)?
  • ¿Qué tipo de dolor/molestias se consideran normales?
  • ¿Cuánto dolor es demasiado dolor?
  • ¿Cuáles son las señales de advertencia que debo tener en cuenta?
  • ¿Si el dolor de mi hijo(a) empeora mientras hace los ejercicios en casa, qué debemos hacer?

Monitoreando el progreso

  • ¿Cómo sabré si mi hijo(a) está progresando?
  • ¿Debo guardar notas escritas sobre la recuperación de mi hijo(a)?
  • ¿Hay aplicaciones que a mi hijo(a) mayor le gustaría usar para seguir su progreso?
  • ¿Qué más puedo hacer para ayudar a mi hijo(a) a recuperarse?