Language

Lesiones Deportivas

El dolor de las lesiones deportivas: ayudando a su hijo(a) controlar el dolor  

Su hijo(a) ha sido muy valiente y ha tenido una cirugía o le han colocado un yeso o una férula. Cuando llegan a casa se pregunta "¿Ahora qué sigue?"

Muchas veces la respuesta es controlar el dolor.

Cualquier persona con una lesión grave generalmente necesita medicamentos para el dolor, pero la dosis, el momento y la circunstancia serán diferentes para cada persona. Por eso es importante conocer los medicamentos de su hijo(a) cuando le está ayudando a controlar el dolor.

Aquí hay una guía.

IMPORTANTE: Siempre consulte con el especialista antes de dar cualquier medicamento para el dolor sin receta. ¿Por qué? La dosificación es diferente para los niños y es fácil dar más medicamento que necesario. Estas medicinas pueden interactuar con otros medicamentos que su hijo(a) esté tomando.


 

Antiinflamatorios no esteroideos (AINEs)

Los AINEs son los medicamentos más comunes que se venden sin receta médica. El ibuprofeno (como Advil o Motrin) y el naproxeno (como Aleve) son ejemplos populares. Estas medicinas alivian el dolor y también pueden reducir la hinchazón.

El ibuprofeno y el naproxeno son generalmente seguros, pero pueden causar algunos efectos secundarios menores. Su hijo(a) podría presentar:

  • Diarrea
  • Estreñimiento
  • Estómago revuelto
  • Mareo
  • Zumbido en lo oídos

Si presenta cualquiera de estos síntomas, deje de usar el medicamento y llame al personal de OIC inmediatamente.

La aspirina es también un AINE muy conocido, pero no se recomienda para uso rutinario en niños. Si su hijo(a) está sufriendo una enfermedad viral y toma aspirina, puede desarrollar el Síndrome de Reye, una enfermedad rara pero grave que puede causar coma, daño cerebral permanente, convulsiones e incluso la muerte. Siempre consulte con el especialista de su hijo(a) antes de dar aspirina.


 

Acetaminophen o paracetamol

Paracetamol (como Tylenol) es generalmente otra opción común para los niños. Es seguro y efectivo y está disponible en la mayoría de las farmacias. Sin embargo, es fácil darle demasiado a su hijo(a). ¿Por qué? Porque los remedios para el resfriado común también contienen paracetamol.

Si usted ha estado dando a su hijo(a) paracetamol para el dolor, y luego le da una gripa, no le dé ningún medicamento para resfriado hasta que se haya asegurado de que no contenga también paracetamol.

No hay muchos efectos secundarios del paracetamol, pero si su hijo(a) empieza a mostrar signos como convulsiones o ictericia (coloración amarillenta de la piel u ojos), llame al especialista de inmediato, estos pueden ser síntomas de intoxicación por paracetamol.


Opioides

Los opioides (también llamados narcóticos) son muy efectivos para tratar el dolor severo en el corto plazo. Sin embargo, están disponibles sólo con receta para controlar el dolor a corto plazo. Por lo general se recetan para adultos y adolescentes, porque hay pocos estudios disponibles sobre los efectos de los opioides en los niños.

Dicho esto, el responsable de su hijo(a) puede decidir que un opioide, como la codeína o la morfina, es la mejor opción para el manejo del dolor.

Preste atención detallada a la dosis. Administre el medicamento sólo cuando sea necesario y no le dé a su hijo(a) más de lo que le han recetado. Los opioides son medicamentos potentes.

Aunque los opiáceos son de gran ayuda para aliviar el dolor, pueden tener efectos secundarios:

  • Estreñimiento y heces duras
  • Sensación de adormecimiento
  • Comezón    
  • Vomitos o nausea  
  • Ganas frecuentes de orinar o no poder orinar
  • Cambios de humor (sensación de alegría o triste)
  • Sueños raros
  • Alucinaciones moderadas
  • Sentirse desorientado

El especialista puede ayudar a su hijo(a) a mejorar los efectos secundarios. Por ejemplo, prescribir un laxante para el estreñimiento, para que pueda seguir tomando el medicamento para el dolor.   


¿Cuantos dias?

Es difícil decir cuánto tiempo tendrá que tomar medicamentos su hijo(a). Cada niño(a) es diferente-algunos usan medicamentos por un día o dos, y otros necesitan tomarlos por más tiempo.

Lo más importante es escuchar a su hijo(a) y al personal médico. Ellos le dirán cuándo dejar los medicamentos. Si su hijo(a) sigue con dolor, hable con el responsable sobre si es seguro o no retomar el medicamento.


¿Cual es mejor, el medicamento de patente o el genérico?

Para ciertas condiciones médicas, podría haber beneficios al usar un medicamento de patente, pero para el alivio del dolor, los medicamentos genéricos generalmente funcionan igual de bien y son mucho más baratos. Comprar un medicamento genérico podría ahorrarle cientos de dólares. Pregunte, si el medicamento genérico es apropiado.


Lesiones deportivas: 3 maneras de aliviar el dolor, además de las medicinas

Aunque el dolor es común después de una lesión deportiva, es difícil ver a su hijo(a) sufrir. El medicamento, ayuda pero a veces usted desearía poder hacer más.

La buena noticia es que usted sí puede hacer más, hay maneras adicionales de aliviar el dolor de su hijo(a) y ayudar al cuerpo a sanar más rápido.

Aquí hay 3 formas para tratar lesiones deportivas, además del medicamento.

1. Reposo, hielo, compresión y elevación

El reposo y las compresas de hielo, la compresión y la elevación (RICE, por sus siglas en Inglés), son un método poderoso para tratar varios tipos de lesión deportiva. (Como un esguince o un desgarre en el ligamento)

El método RICE( reposo,hielo,compression y elevación) es especialmente útil en el momento inmediatamente después de la lesión,también se puede usar más tarde durante la recuperación de su hijo(a).

¿Cómo funciona el método RICE (reposo,hielo,compresión y elevación)?

Aquí hay un simple guía para ayudarle recordar los pasos de RICE:

  • Reposo—Su hijo(a) debe evitar cualquier actividad física que pueda empeorar la lesión. Por ejemplo, para una lesión en la pierna o en el pie, eso podría significar un fin de semana de tomarlo con calma, o el especialista podría recomendar el uso de muletas por un tiempo.
  • Hielo—Aplique una compresa de hielo a la lesión de su hijo(a) por 20 minutos varias veces al dia. Esto puede aliviar el dolor y reducir la hinchazón. Tenga cuidado de no poner el hielo directamente en la piel.
  • Compresión—Su hijo(a) puede usar una férula o un vendaje de compresión elástico. Esto ayuda a prevenir la hinchazón y mantiene la extremidad inmovilizada para evitar más lesiones. Pregunté, sobre el tipo correcto de férula o vendaje.
  • Elevación—Esta es otra buena manera de prevenir la hinchazón. Mantenga el miembro lesionado de su hijo(a) en una posición más arriba de la altura de su corazón para ayudar a que el exceso de líquido y sangre a fluyan lejos del área lastimada.

Hielo: Uso correcto e incorrecto

  • Aplique a la lesión una compresa de hielo por 20 a 30 minutos cuando menos dos veces al dia. (NUNCA más de una vez por hora)
  • Use las compresas de hielo si su hijo(a) siente dolor o si tiene inflamación o calambres.
  • NO use hielo si su hijo(a) tiene una herida abierta.
  • NO use hielo si la parte lesionada se siente adormecida.
  • NO use hielo si el dolor o hinchazón es causado por una lesión en el nervio.

 

Si el hielo NO está indicado para la lesión de su hijo(a) pregunte a pregunte a un miembro del equipo médico del OIC. sobre otras alternativas.

 

2. Compresas calientes

Para los esguinces, los desgarres de ligamento y otras lesiones de los tejidos blandos, el calor puede ser una buena alternativa además del medicamento.  

Aplicar calor a la lesión:

  • Incrementa la circulación de la sangre
  • Alivia el dolor
  • Reduce los calambres

Sin embargo, aplicar calor puede empeorar la inflamación y la hinchazón. Si no está seguro si una compresa caliente o fría es mejor la opción, pregunte a un miembro del equipo médico del OIC.

3. Ejercicio

Para algunas lesiones, la fisioterapia puede, con el tiempo, reducir el dolor. Esto se debe a que el movimiento promueve la cicatrización y evita que el tejido cicatricial se endurezca.

La terapia también fortalece los músculos alrededor de la parte lesionada (por ejemplo una articulación),lo que significa que la lesión tendrá menos tensión .

Si el ejercicio y la fisioterapia son parte tratamiento de su hijo(a), tenga en cuenta que debe:

  • Hacer los ejercicios solamente en la manera que el especialista le indicó.
  • Que no exagere el ejercicio porque corre el riesgo de una nueva lesión
  • Empieze lenta y delicadamente. No es el momento de ser competitivo. Puede aumentar la intensidad gradualmente bajo supervisión médica.  
  • Siga la rutina de ejercicio recomendada consistentemente para mantenerse en el camino de una recuperación rápida y completa.

 

Masajes o otros tratamientos holísticos

Siempre consulte con responsable de su hijo(a) antes de intentar otras opciones como masajes, acupuntura o remedios herbales.

Los tratamientos alternativos pueden pueden parecer inofensivos, pero en algunas ocasiones pueden interferir con la recuperación de su hijo(a), especialmente si están tomando medicamentos. Asegúrese el profesional de salud de su hijo(a) autoriza cualquier tratamiento holístico.