Language

Lesiones Deportivas

Cirugía para lesiones deportivas comune

Las lesiones deportivas más comunes pueden ser tratadas con una combinación de inmovilización y terapia física, pero en algunos casos es necesaria la cirugía para que su hijo(a) tenga la mejor oportunidad de una recuperación completa para poder regresar al campo.

Esto es especialmente cierto cuando hay un desgarre de tejido conectivo, o cuando los huesos están desalineados en una fractura compuesta atraviesan la piel. Estos son los 5 tipos de lesiones deportivas que pueden requerir cirugía correctiva.


 

1.  Desgarre del ligamento cruzado anterior  

Un desgarre del ligamento cruzado anterior puede requerir cirugía reconstructiva. Comúnmente este procedimiento se hace tomando tejido de otra parte de la rodilla y usándolo para reemplazar  el ligamento cruzado anterior.


 

2.  Hombro dislocado

En una dislocación del hombro, la cabeza de la articulación del hombro—la bola superior del hueso del brazo—se sale de su lugar en el omoplato.  

También hay subluxaciones de hombro, cuando la cabeza del hueso sale de su lugar parcialmente. Las lesiones deportivas son causa muy común de luxaciones o subluxaciones del hombro.  

Los síntomas de una luxación o subluxación del hombro incluyen:

  • Dolor
  • Hinchazón
  • Moretones
  • Inestabilidad en el hombro
  • Entumecimiento o hormigueo en los brazos, las manos o los dedos

El tratamiento consiste en colocar el hombro a su lugar, esto normalmente causa un reducción de dolor casi instantánea. El especialista tal vez va a recurrir a que su hijo(a) use un cabestrillo, que guarde reposo y que aplique hielo al hombro varias veces al dia. 

Cuando el hombro empieza a sanar y el dolor e hinchazón han disminuido, es probable que el especialista recete ejercicios de rehabilitación. Estos ejercicios pueden ayudar a recuperar la fuerza muscular y la movilidad articular.


 

3. Desgarre del menisco

Pequeñas roturas en la parte anterior del menisco por lo general no requiere cirugía, pero si su hijo(a) tiene síntomas persistentes de dolor e inestabilidad en la rodilla, la cirugía es su mejor opción.

Las reparaciones del menisco se pueden realizar con una artroscopia, utilizando una cámara e instrumentos quirúrgicos insertados a través de una pequeña incisión en la rodilla.  

Generalmente, los cirujanos realizan uno de los siguientes procedimientos:  

  • Durante una meniscectomía parcial se retira el tejido lastimado.
  • En una reparación del menisco, los cirujanos suturan partes separadas del menisco. El tiempo de recuperación para este procedimiento es más largo que para una meniscectomía.

 

4. Inestabilidad/dislocación de la rótula

La cirugía para corregir una rótula dislocada normalmente es necesaria solo cuando la rótula continúa deslizándose repetidamente o cuando permanece inestable incluso después de tratamiento no quirúrgico—como terapia física o inmovilización.  

Existen diferentes tipos de cirugía correctiva para la inestabilidad de la rótula, dependiendo de su causa. Con frecuencia, los cirujanos reconstruyen los ligamentos que mantienen a la rótula en su lugar.


 

5. Fracturas severas

Existe una variedad de opciones quirúrgicas para arreglar fracturas severas. El tratamiento dependerá de qué hueso está roto, de la localización y patrón de la fractura y de la edad del niño(a).

Si tiene alguna pregunta sobre la cirugía de su hijo(a) para reparar una fractura, pregunte al personal en OIC. Estamos aquí para ayudarle.